Big Data ofrece un planteamiento estratégico en la transformación empresarial

0
110

No cabe duda de que una de las tendencias de las que más se habla en este momento es del famoso Big Data, el cual ofrece un planteamiento estratégico en la transformación empresarial, pues se considera un atractivo que proporciona sentido para la evolución de la industria.

La esencia de un proyecto de Big Data es algo más que la tecnología; la clave está en su planteamiento y transformación empresarial necesaria para afrontarlo. El eje principal de un proyecto de gestión de datos debe ser su fundamento de negocio. La tecnología tiene que ayudar a identificar oportunidades y solucionar los problemas de una organización, agregando valor a la misma.

Por lo tanto, antes de implementar un proyecto de estas características, la organización debe de abordar aspectos estratégicos claves, como cuáles son los objetivos (por qué y para qué), qué retos organizacionales plantea, cuál va a ser la inversión necesaria y qué rentabilidad va a aportar a la empresa.

En este sentido, lo primero que deben definir es el público objetivo del proyecto. Qué grupos de interés van a verse afectados: clientes, proveedores, personas de la organización, inversores, entre otros.

En segundo lugar, deben determinar cuáles son los objetivos que se pretenden conseguir. El objetivo de implantar una solución de Big Data debería ser el aprovechamiento de los conocimientos que se obtienen de los datos de los clientes, productos y operaciones y aplicarlos para reestructurar el modelo de negocio y la creación de valor de una organización, optimizar la gestión empresarial y/o descubrir nuevas oportunidades de negocio.

Los beneficios que se pueden obtener con una buena estrategia e implementación de un proyecto Big Data son múltiples. En cuanto a la mejora de la eficiencia empresarial, a modo de ejemplo, se puede hablar de eliminación de sobreproducción y de reducción del tiempo de lanzamiento de nuevos productos o servicios.

También puede ayudar a la reasignación de las personas necesarias para llevar a cabo los procesos y a maximizar la gestión del talento en las estrategias de reclutamiento y desarrollo. Igualmente permite negociar mejores precios con los proveedores y algo fundamental: mejorar la atención al cliente, así como optimizar su coste de adquisición.

Un proyecto de Big Data también puede generar mayores ingresos para la empresa, gracias a la información que aporta sobre los clientes. Permite optimizar la adquisición de clientes y su conversión, mediante el uso de la segmentación, así como aumentar su satisfacción, incrementar su fidelidad y reducir la tasa de abandono. El Big Data hace posible que podamos personalizar más la oferta de productos y servicios y optimizar precios, así como potenciar la venta cruzada.

Una vez que las prioridades estratégicas y de transformación empresarial se abordan, entonces se puede implementar el proyecto de Big Data. En suma: la tecnología debe de estar al servicio de la estrategia para aportar realmente valor a la empresa.

DEJA UNA RESPUESTA