ESET analizó diversas criptomonedas para determinar nivel de seguridad

0
7

Cada una de las monedas virtuales tienen características orientadas a distintos públicos y con tecnologías destinadas a reparar varios temas descubiertos por Bitcoin, la criptomoneda más popular al momento. En este sentido, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, analizó distintas criptomonedas presentes en el mercado para conocer su nivel de seguridad.

En cuanto a Bitcoin, dado el “efecto de red” (a menor uso, menor es el precio de la moneda que se utilice) está comenzando a perder su prestigio, ya tiene un camino recorrido y hay miles de criptomonedas como alternativa que buscan un lugar en el mercado.

Entre las monedas que siguen de cerca al Bitcoin, la criptomoneda Monero es la principal. Monero cuenta con un enfoque más anónimo, con tecnología específica que dificulta el rastreo de direcciones y posibilidad de anonimato sobre la base de firmas de anillo, características que son interesantes para los desarrolladores de Malware. Con estas implementaciones es mucho más difícil inferir la verdadera identidad de quien realiza una transacción, lo cual es importante para quienes estén implicados en acciones ilegales.

Por otra parte, Monero resulta una opción práctica para el usuario al no requerir gran cantidad de energía para mirar la moneda. Esta utiliza un protocolo Proof of Work sobre la base de CryptoNight, que permite que sea minada a través de equipos hogareños, en el trabajo o en un datacenter, lo que también resulta atractivo para los códigos maliciosos de minería. Si bien se trata de una criptomoneda relativamente nueva, se mantiene en el top 10 en la lista de criptomonedas alternativas según Coin Market Watch.

“Según pudimos ver, varios códigos maliciosos parecen estar dirigidos al robo de billeteras de criptomonedas, independientemente de cuál sea el nombre de la moneda dentro de esa billetera, por lo que hay múltiples focos de atención para los desarrolladores de malware. Esto no es algo nuevo, ya que los estafadores se enfocaron en aquello que es más rentable y prefieren robar cualquier cosa de valor de la cual se pueda obtener un beneficio de manera fácil”, mencionó Cecilia Pastorino, Especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica.