Tecnología ‘Blockchain’ será la siguiente revolución digital

0
5

La primera revolución digital en el mundo fue el Internet, el cual supuso un pilar fundamental en las comunicaciones, pero ahora la tecnología ‘blockchain’ -o cadena de bloques- será la siguiente y su impacto ya es evidente.

El blockchain se basa en un registro de transacciones verificables, imborrables e inmutables, de acceso abierto y basado en un modelo descentralizado. De hecho, según apunta Alfonso Dopico, consultor sénior de GFI España, “la idea es la creación de una red global que no pueda ser hackeada“.

Es precisamente esta característica la que aporta un especial valor a sus usuarios. Así, para Dopico, “tiene interesantes aplicaciones prácticas en cadenas de suministros, transacciones financieras o gestión de activos, entre otros”. Unas ventajas de las que se pueden beneficiar, y mucho, las pequeñas y medianas empresas -todavía lejanas a esta tecnología, por lo que habría que esperar a la consolidación de esta realidad-. Aún así, Alex Preukschat, autor de LibroBlockchain.com, explica que esta tecnología permitirá a las pymes “competir con las grandes organizaciones”.

La misma idea lanza Alex Puig, responsable de la vertical de Criptodivisas de la Asociación Española de Fintech e Insurtech, quien señala que el blockchain “abre una puerta a modelos de negocio hasta ahora reservados para los grandes capitales”, y añade que “se podrá dotar a la pyme de las mismas herramientas que, al día de hoy, tienen las grandes empresas y podrán compartir y colaborar con el desarrollo de las mismas. Esto llevará a procesos más ágiles, seguros y eficientes en compras, logística, financiación, etc.”.

Otro de los aspectos diferenciadores de este instrumento es la garantía que aporta frente a ataques online. Y es que, como asegura Preukschat, “es más difícil que la información descentralizada sea atractiva económicamente para robarla”. Además, Puig señala que “la descentralización conlleva, de por sí, herramientas más seguras que las pymes podrán utilizar. Se trata de un nuevo Internet con canales más seguros y evitando puntos centrales de fallos, para que el empresario se preocupe por su negocio, no por la ciberseguridad”.

DEJA UNA RESPUESTA